¡Síguenos en redes sociales!

Bolt Motor Company es un taller especialista en cafe racer en Valencia. Si estás buscando quién te ayude a customizar tu moto, has llegado al sitio correcto.

Calle Diputación Provincial, 3. Alzira (Valencia).

(+34) 625 364 210

info@boltracer.com

#BOLT44

HONDA CB500

No es muy común utilizar una Honda CB500 como base para una transformación, pero eso no significa que no sea una moto con muchísimas posibilidades. En este caso, elegimos la moto base teniendo en cuenta las necesidades y gustos del cliente. El dueño de esta preciosidad buscaba una moto compacta, cómoda de conducir, con unas dimensiones reducidas y con un claro estilo scrambler. Después de valorar varios modelos, como una SUZUKI GN o una Yamaha XT, nos decantamos por la Honda CB500 del año 1992 porque nos pareció la opción más idónea.

Como ya os hemos contado en varias ocasiones, en Bolt Motor Company, taller especializado en motos customizadas, trabajamos de dos maneras. Puede ser el cliente quien traiga la moto o podemos encargarnos nosotros. En este caso, fue de la segunda forma. De cualquier manera, siempre intentamos poner las máximas facilidades; ya sea buscando la moto o revisando en profundidad la que nos trae el cliente.

Una vez la moto llega al taller, se abren dos procesos de trabajo. Por una parte, los mecánicos empiezan a revisar la moto para ver qué piezas se pueden utilizar y cuáles hay que cambiar. Asimismo, se aseguran de que la moto funcione perfectamente antes de empezar con el proceso de customización. Por su parte, el equipo de diseño empieza a trabajar con el render final para que el cliente de el visto bueno. Con el ok del cliente, empieza el desmontaje de la moto y, aquí, es cuando empieza la fiesta.

Customización de una Honda CB500 paso a paso

En cuanto a la parte delantera, se ha montado todo el tren delantero de una Suzuki GSX750R con botellas, pinzas y discos. Tijas realizadas por Bolt Motor Company en CNC y latiguillos Goodridge.

Sin duda, el depósito es una de las piezas clave de esta customización. Se buscaba un aspecto bruto, pero que tuviera personalidad y con un acabado muy estético. Finalmente decimos usar el depósito original, utilizando un tratamiento de acero oxidado para darle esos matices envejecidos que tan bien quedan. En el asiento se han combinado bordados en óxido y se ha aplicado un tratamiento anti lluvia para que el asiento luzca siempre en perfectas condiciones.

Se ha modificado el subchasis desde la parte trasera con una línea ascendente con una tapa de chapa perforada que le da un aspecto muy campero. El escape también se ha modificado, para darle un aspecto mucho más a fin al estilo enduro.

Sin duda alguna, la parte más laboriosa de este proyecto ha sido la colocación de llantas de radio. Acoplar esos bujes de Cross con llantas radiadas y conseguir ese aspecto tan campero, no es nada fácil. La elección de los neumáticos de tacos son la guinda del pastel. Toda la instalación eléctrica es nueva con componentes Motogadget, faro de led y piloto Cross.