#BOLT22

DUCATI 750SS

Viendo el antes y el después de esta #BOLT22 es muy difícil crear que en algún momento esta maravilla fue una Ducati 750SS. Las Ducati tienen un encanto especial y se podría decir que son únicas en su especie, por lo que customizar una es un trabajo de valientes.

El éxito de este proyecto ha sabido saber elegir muy bien qué cosas dejar y cuáles cambiar. Vayamos por partes. En el tren delantero, las horquillas originales anodizadas en negro. Además, diseñamos una careta tipo cross en 3D, consiguiendo que el faro quede totalmente integrado y que no se vea ningún cable. Mención especial merecen los discos sobredimensionados y floreados, ayudando a conseguir ese aspecto agresivo que buscábamos.

Ahora es el turno de la parte central. Como no podía ser de otra forma, elegimos el depósito más mítico de Ducati: la famosa Ducati Paul Smart. Acoplando correctamente este depósito al chasis, el resultado es impresionante. Pone la guinda el colín (diseñado en 3D), consiguiendo unas líneas y unos volúmenes nunca vistos.

En cuanto a la parte trasera, nos hemos vuelto un poco locos y hemos montado el basculante y el mono amortiguador de una Ducati Hypermotard 821 junto a unas llantas de Ducati 1198. Y para qué mentir, el resultado es bárbaro. Los escapes han sido diseñados artesanalmente, integrando los silenciadores debajo del colín.

Pese a que en esta Ducati 750SS se ha primado el diseño, cuidando cada detalle estético, estamos ante una moto muy estable y segura, cuya conducción es una delicia. En esto tiene mucho que ver que en esta customización se han utilizado los mejores componentes del merado, incluyendo todo el equipamiento electrónico Motogadget.

La #BOLT22 es muy especial para nosotros por dos motivos: porque el resultado es espectacular y porque, aunque no lo parezca, es una moto muy familiar. Sin duda alguna, lo que primero llama la atención de esta Ducati 750SS es la pintura de su depósito. Se ha utilizado un color rojo muy especial y todos los detalles han sido dibujados a mano. Pero sin duda, lo más especial es que en el depósito aparecen los nombres de las hijas de su dueño. ¿Quién dijo que las motos y los niños están reñidos?

Prometemos subir fotos lo antes posible, pero no sabemos cuándo conseguiremos que su dueño se separe unos días de esta maravilla. Si tú también quieres ser el orgulloso propietario de una moto así, ponte en contacto con Bolt Motor Company, especialistas en cafe racer Valencia.