#BOLT28

BMW R100S

¡Belleza a la vista! Hoy es el turno de una BMW R100S del año 78, toda una delicia para los amantes de las BMW clásicas. En esta ocasión, se ha optado por la premisa de que menos, es más, optando por aprovechar al máximo las piezas originales, consiguiendo una moto muy bonita y práctica, como si se le hubiera hecho un lavado de cara.

Hay dos tipos de motos customizadas. Con las que se busca arriesgar, conseguir un acabado más fiero, y con las que se intenta emular el estilo de las motos clásicas, como es el caso de esta BMW R100S. Todo depende del gusto de cada uno. Como podéis ver en la galería de imágenes que adjuntamos a continuación, la #BOLT28 sigue las directrices de un estilo más bobber, pero con doble asiento.

Para conseguir el estilo limpio y elegante que caracteriza a las BMW clásicas, se han respetado muchas piezas y partes originales, como es el caso de las horquillas y los controles de manillar. Eso sí, tenemos que confesar que hemos rebajado las horquillas unos 80 mm. Algo parecido hemos hecho con el faro que, aunque es el original, hemos modificado los puntos de sujeción, bajándolos, para conseguir un resultado final que casara mejor con el depósito.

Las llantas también son originales y lo único que hemos hecho con ellas es pintarlas de negro. Por su parte, los amortiguadores son Hagon y los neumáticos Shinko. Aunque el asiento no es original, se ha escogido un asiento de piel envejecida en color marrón, intentando emular al máximo las motos clásicas.

Si queréis saber más sobre la #BOLT28 o cómo trabajamos en Bolt Motor Company, especialistas en cafe racer en Valencia, lo mejor que podéis hacer es ver con detenimiento las imágenes que os dejamos a continuación, pues nuestros trabajos hablan por sí solos. ¡A disfrutar!